Justin Bieber ha comprado una lujosa mansión en su Canadá natal, una vivienda situada en una finca rural de Ontario por la que el intérprete ha desembolsado US$5 millones.

La propiedad en cuestión cuenta con unos 101 acres (40 hectáreas) de terreno y dispone hasta de un circuito privado para celebrar carreras de caballos, mientras que la casa principal viene equipada con cuatro dormitorios, seis cuartos de baño, una sala de juegos, un cine y un garaje con capacidad para albergar tres vehículos, entre otros muchos lujos y comodidades, informa tmz.com.

Al parecer, Bieber ya está pensando en donde ver crecer a sus futuros hijos con Hailey Baldwin.

La propiedad cuenta además con un lago privado, yse encuentre situada en un enclave natural de extrema belleza.