10 cosas que seguramente no conocìas sobre Corea del Sur, aparte de las ya famosas teleseries coreanas o Music Korean POP demos una revisada al país del gigante corporación Samsung.

1- Hay baños y agua gratis en todos lados

Los baños están por todos lados, son impolutos, y gratis. Así como lees, son gratis y tienen para ofrecerte agua fría y caliente, toalla y jabón. Sin duda estos
coreanos saben como mantenerse asiádos a toda orden del dia. De solo escribirlo ya puedo sentir la fragancia de los jabones.

 

2- El color del auto depende del puesto de trabajo

Hay tres colores de autos. Negro, gris y blanco. Uno podría decir con tantos lindos colores que existen, por que son monocromáticos. Bueno, todo esto
tiene una explicación. El color define el rango empresarial que cada persona tiene. Así que si ves un auto negro, sabrás que la persona que lo maneja, es el
jefe de una empresa. Mientras que si te cruzas con uno de color gris su puesto nsera menor y si en su lugar vez uno blanco pertenece a un empleado. Entre
nosotros creo que esto esta dirigido directa o indirectamente a las mujeres coreanas, de solo ver el color sabrá en que posición económica se encuentra
su candidato.


 

3) Cosmética para todos.

Bajo la misma idea perfeccionadora de las cirugías, hay una industria cosmética que lo invade todo. Los idols —cantantes y actores famosos— promocionan productos en todas partes, desde espaldares de asientos en el metro a paneles iluminados tamaño edificio. La cosmética suele intentan tener una base natural en la línea conceptual de ser «comida para la piel» y se vende tanto para hombres como para mujeres.

Los hombres en corea consumen tanta cosmética como las mujeres, se ponen «bb creams» para el día a día —maquillaje con tratamiento de cobertura baja— polvos, usan serums y tónicos, se tiñen, se hacen la cera integral en las piernas y pecho, no salen a la calle sin protector 50 y ver un coreano con pelo en la cara es tan raro como ver pasar el cometa Halley.

Si caminas por Corea, no te sorprendas cuando vez a las parejas vestidas exactamente iguales, todo hace juego, las remeras, busos, bufandas e
inclusive hay locales de ropa interior donde las prendas intimas combina. De solo pensarlo parece muy divertido, como gemelos.

4) Se pasan el día pegados al móvil

País hipertecnológico y friki como pocos, creo que sólo superados por Japón, no es de extrañar que se pasen el día pegados al móvil leyendo cómics o viendo el culebrón coreano de moda, pero es que están en TODO momento. En el vagón del metro es imposible encontrar a alguien sin el móvil en la mano, quizás alguna persona mayor, y leyendo un libro: misión imposible. Andando por la calle tampoco sueltan la maquinita para nada. Menos mal que, a fuerza de costumbre, deben de haber desarrollado algún tipo de radar, porque te esquivan sin problemas y no hay que preocuparse mucho por ellos.

 

5)No hay desodorante, los coreanos sudan pero no huelen.

El olor corporal se debe a una mezcla de compuestos orgánicos volátiles. Las investigaciones sobre este tema comenzaron en la década de los sesenta, descubriendo que el olor axilar era producido por la interacción de secreciones apocrinas con los microorganismos cutáneos de las axilas. Y en 2009, un equipo de investigación descubrió que casi toda la etnia asiática tiene una mutación genética que detiene la producción de los compuestos del sudor apocrino que causan el mal olor. Por eso, las personas en China y Corea no usan mucho los desodorantes, y si vas de viaje la recomendación es que lleves,  como no se vende, no hay no encontraras.

Su genética resulta maravillosa ya que después de los 20 no te enteras de la edad que tienen. Pueden tener, 30 o 50 que se mantienen en un estado estupendo.

6)Los más alcoholizados del mundo

Según datos de la OMS, es efectivamente el país que más alcohol consume. De hecho, su bebida nacional, el soju, es el alcohol más vendido del mundo y quizás la única bebida alcohólica coreana conocida fuera de las fronteras (aunque hay muchas más). Está hecha a partir de licor de arroz pero no sabe a arroz, se toma en vasos pequeños como los de chupito y las botellas tienen un precio muy económico. En cuanto a su «potencia», tiene alta graduación —entre los 15º-25º el malo, el caro puede tener más— y se toma solo. Su sabor es tan fuerte como el de alcohol de curar heridas y quema bajando, pero las ajummas (abuelas mayores) lo bajan como si nada.

Estarás pensando, bien, me abstendré de probarlo. Difícil. Ni se te ocurra rechazar si te ofrecen una bebida alcohólica, lo interpretarán como un gesto de descortesía, sobre todo si quien te lo ha ofrecido es alguien de mayor edad que tú. De hecho, los jefes tienen la costumbre de emborrachar a sus subordinados al salir de la empresa. Beber en Corea del Sur está bien visto, en reuniones, en negocios, en fiestas, en encuentros… incluso existe la creencia de que beber alcohol adelgaza.

 7) Son muy vagos

Pues sí, como lo oyes. Se pasan la vida trabajando de sol a sol, pero en el fondo son unos vagos, muchísimo más que los españoles, que tenemos esa fama. Por eso quieren que todo sea muy fácil, y si es automático, mejor todavía. Ejemplos de su vagancia vi un montón: senderos naturales totalmente hechos de madera para subir montañas fácilmente, trabajadores mirando y revisando cómo otros trabajadores se sientan y descansan… Y el colmo: gente que se compra sillas eléctricas para no andar.

8) Corea tiene comidas muy extrañas

Más o menos siguiendo la línea de toda Asia. La gastronomía coreana no deja de sorprender por que hay algunas comidas «tradicionales» que un capitalino no habrá probado jamás y que les dan tanto asco como a nosotros, pero existenlos que las comen y restaurantes que las sirven, por lo cual, no está de más contarlo. Podemos empezar por la famosa sopa de perro. Sí, tradicionalmente se comía el perro. Pero hay cosas peores como un vino con fetos de rata dentro, el «gaebul» que es una lombriz de mar abierta por la mitad, «gusanos-pene» en salsa —se llaman así— que se comen crudos con salsa de sésamo o el «beondegi» que son larvas de gusano de seda al vapor. Nunca os haría la canallada de poner fotos de todo ello y tampoco os puedo comentar a qué saben porque tengo mis límites en cuando a probar cosas nuevas. ¡Comen pulpos vivos!

9) Los jefes emborrachan a los empleados

Seúl. Lunes por la noche. Montones de empleados de camisa blanca y pantalón negro dando tumbos por los bares en grupos, donde sólo parece que mantiene un poco la compostura el que va de traje. Al principio pensé que estos coreanos eran unos juerguistas ya de lunes, pero después me contaron mejor lo que estaba viendo, y es que en Corea los empleados salen, casi obligados, a beber después del trabajo con el jefe y los compañeros, para aparentar un nivel de colegueo que no tiene por qué existir, y el jefe aprovecha para emborrachar a sus trabajadores y así sonsacarles cualquier información. Maquiavélico y retorcido cuanto menos.

10) El espejo es su debilidad, o cualquier superficie reflectante

Lo coquetos que son los coreanos, no despediciarán cualquier espejo o cristal que refleje para atusarse el pelo, retocarse el maquillaje o reventarse un grano. O dos. Da igual la gente que haya alrededor, lo importante es tener buena apariencia en todo momento. Las puertas de seguridad de los metros son su debilidad.

DATO MAS 

No encontraras seguridad y vigilancia de policías en ningún sitio. Por que es  una ciudad completamente custodiada por cámaras. Hay cámaras de
seguridad en lugares inimaginables, inclusive los autos y las motos ya vienenVcon cámara incorporada.

Internet/tu -machbel