Gian Marco: “Si eres un artista también debes conocer cómo funciona el negocio”

El cantautor peruano está en Lima para alistar su primer concierto online este 21. Conversa con Correo sobre su obra y la forma de enfrentar a la industria musical

Gian Marco decidió regresar a su tierra, para desde aquí, reafirmar que la música y su carrera no pueden parar, a pesar de la crisis, malos augurios y una pandemia que parece eterna.

“Yo creo que en esos tiempos me siento agradecido de ser un sobreviviente, de haber podido ayudar en su momento y de seguir trabajando, porque el proceso de creación de la música no ha parado. Ayer tuve una reunión con mi equipo en México y nos hemos dado cuenta que este año se han lanzado más canciones que nunca”, dice  el cantautor, que este 21 ofrece su primer concierto online desde Lima, para el mundo a través de Joinnus.

Hay quienes dicen que el aplauso para el artista es irremplazable y los shows online carecen de ese contacto vital…

Depende de cómo lo humanices. Tú y yo estamos hablando por teléfono, claro que no es igual a tomarnos un café y conversar de la vida frente a frente, nada puede reemplazar eso. Pero hay formas de humanizar una conversación haciendo algo. Hace poco estaba en un streaming desde mi estudio, y recuerdo que al final del show, puse mi mano hacia la cámara, la acerqué y le dije a la gente: ‘si están cerca a la televisión pongan su mano con la mía’. No sabes la cantidad de gente que envió la foto poniendo su mano con la mía. Eso vale mucho.

Nos tenemos que ir acostumbrándonos a esos gestos y a una nueva forma de disfrutar de la música.

Hoy el artista tiene la oportunidad de ir creando nichos, los conciertos online son uno de ellos y es algo a lo que la gente se va a acostumbrar. Nada va a reemplazar un recital en vivo, no, pero son nuevas formas en las que el público tendrá la oportunidad de ver a su artista. Es más, hay gente que no quiere ir a conciertos y prefiere verlos así.

¿En tus 30 años de carrera cuan importantes fueron las puertas que se te cerraron?

Como en la vida misma, siempre han sido más, pero por alguna razón estuve preparado para poder vivir, entrar, oler, que pase lo que tiene que pasar, estacionarme ahí, o irme. Las puertas cerradas me sirvieron mucho.

En estos tiempos en los que la industria musical se maneja por tendencias, hay muchos talentos a quienes les dicen no…

Cualquier joven que se dedique al género musical que desee tiene que entender, al margen de cualquier tema romántico de ser artista, que la gente no va a llegar a ti solo por el hecho de que eres bueno. No te están haciendo un favor al escucharte, el artista que piensa que porque lo escuchan le hacen un favor, no es un artista. No puedes pedirle a alguien que te apoye, si tu música no le gusta, ¿Por qué te va apoyar? Entonces de qué se trata, de tu talento, o de mendigar aplausos. Si tu eres un artista, también tienes que conocer, cómo funciona el negocio, es básico.

Rodearse de un buen equipo es vital para moverte en la industria…

Voy a poner un ejemplo relacionado con la comida. Una persona que tiene talento para la cocina no te va a pedir por favor que vayas a su restaurante, si a la gente no le gusta tu comida no va entrar. Sin embargo, para poder abrir tu restaurante no lo puedes hacer solo tienes que tener ayuda técnica, un administrador, un contador, un local, clientes. Eso pasa con un artista, no puede hacer las cosas solo, el que lo quiera hacer va a estar perdido.

Así tengas la mejor voz o el carisma…

Puedes tener la voz que quieras, gastarte un dineral haciendo un disco, pero eso no te va a asegurar el éxito.

La fórmula de rodearse de un buen equipo debería servir para la política, pero mira como estamos

A mí me encantaría que la política se humanice, sería lindo poder humanizar a la gente que hace política. No creo que las personas que están en un puesto, una curul o en un sillón presidencial sean personas que le deseen mal a su madre, a su padre, o a sus hijos. Pero sus acciones no lo reflejan.

Hay que buscar un cambio urgente a partir de cada uno…

Siento sinceramente que en algún momento, no sé cuándo, no sé si lo lleguemos a ver en algún momento, pero tiene que existir un despertar que va mucho más allá de sentirnos orgullosos de ser peruanos. ¿Pero estamos orgullosos de ser buenos ciudadanos? Yo creo que en estos tiempos difíciles hay mucha gente que sí ha dado un buen ejemplo, y hay otros que no, entonces también por ahí parte el cambio en nuestra sociedad. No solo por lo que hace el que está sentado en un sillón presidencial o un grupo de personas en un palacio tan bonito como el Congreso diciéndose la vela verde.

Fuente: Diario Correo

 

 

 

 


Deja una respuesta

%d bloggers like this: