La India: “Celia Cruz me aconsejó que destaque por mi talento”

La salsera ofreció un homenaje a su maestra, recordó su influencia en la música y en su visión sobre la maternidad. Por otro lado, cuestionó a Sergio George. “Tiene que agradecer a los artistas”.

La India ofreció el sábado un homenaje a su maestra Celia Cruz. Dejó el encierro en su casa y se trasladó al Centro de Bellas Artes de San Juan, Puerto Rico, para entregar el inolvidable repertorio de la ‘reina de la salsa’ junto con otros grandes de la música como Ismael Miranda. La oportunidad sirvió para conversar con ella, y fiel a su estilo hizo gala de su franqueza y buen humor. “Yo tenía programado este homenaje a Celia desde el 2019. Nadie imaginó lo que nos tocaría vivir”, medita desde el hilo telefónico. “Sin duda, todos hemos perdido a un ser querido”, agrega sobre las consecuencias del Covid-19.

“Celia fue muy encantadora conmigo. Yo tenía problemas con mi peso y me decía que no tenga complejo. Me ayudó mucho a subir mi autoestima. ‘Si las mujeres fuéramos más unidas, tuviéramos más éxito’, comentaba. Ella irradió dulzura y humildad, nunca la vi cansada. ‘¿Cómo que te duelen las rodillas, si eres joven?’”, recuerda que le increpaba. La intérprete nos revela que Celia cumplió también un rol importante cuando pensó en convertirse en madre. “Sufrí mucho cuando un doctor me dijo que si quería concebir, debía descansar los nueve meses. Eso para mí era imposible. Ella me vio triste y me dijo ‘¿Qué te pasa, mi negra?’. Le conté. Me dijo: ‘Yo he pasado por lo mismo, me dediqué a mi carrera y tenemos que trabajar fuerte para que los hombres nos den nuestro lugar. No te frustres, no llores y celebra la vida’. Me enseñó a amarme y me di cuenta de que había nacido para cantar”.

Antes me hacía mucho daño. Celia me dijo: ‘Si Dios no te dio la oportunidad de ser madre, acéptalo. Si lo traes para que otra persona lo críe, van a sufrir los dos. Eso (la maternidad) no es para ti ni para mí. Déjaselo todo a Dios’. Y se lo dejé y dejé de sufrir también. No fuimos madres no porque no pudimos, sino porque nos pasamos trabajando y duro. Me aconsejó que destaque por mi talento, no por mi cuerpo, ni que venda sexo.

Precisamente, en Lima, te pedí tu opinión sobre Yahaira Plasencia y dijiste que ella vendía sexo, que más se acercaba a lo que era una vedette.

¡Y la tierra tembló con esa declaración! (ríe). Considero que está haciendo lo que tiene que hacer y tiene un público que la apoya y es lo más importante. Lo que hace no es salsa, es mi opinión. Salsa es lo que plantó Celia Cruz y yo sigo ese legado.

Sergio George ha dicho que está en el nivel de Karol G y Natti Natasha.

Bueno, es la primera vez que le oigo decir algo divertido porque yo lo veía un poco perdido en cuestión de música. A este hombre, que se ha ganado tantos premios en salsa tropical, el único artista que siempre le va a dar luz es Marc Anthony, no hay más nadie. Yo le abrí las puertas a él, hicimos un disco número uno que es ‘Dicen que soy’ y entonces yo lo veía un poco perdido. Se le respeta y todo, pero cuando empezó a mencionar mi nombre, hasta allí llegó conmigo. Para mí él es invisible. Yo he seguido con mi carrera, no sé si los salseros lo respetan como se merece. Él tiene que agradecer a los artistas que han vendido, que han llevado su música para otro nivel y yo soy una de ellas, si él no lo quiere aceptar, está en negación. Yo no. Yo sé lo que planté.

¿Soberbia de su parte?

Pienso que sí, que está confundido. Con esos comentarios sobre su artista (Yahaira), creo que es la primera vez que está en lo correcto. Perú tiene muchos talentos y la música urbana es muy poderosa mundialmente ahorita. Cuando opiné sobre ella, me atacaron mucho, tuve que bloquear gente. Yahaira no es salsera, tiene derecho a triunfar y llevar su sensualidad al mundo porque no es la primera ni la última. Tenemos a Jennifer López y a muchas mujeres que lo hacen y es válido.

Fuente: LA República


Deja una respuesta

%d bloggers like this: