De no ser por él… ¡hubiera sufrido un accidente de lo más bochornoso! Ese fue el caso de Céline Dion, quien asistió a la Semana de la Moda de París en donde casi fue traicionada por el estiloso vestido que llevaba.

Desde un principio, el look de Céline anticipó que sería un poco problemático para la celeb, quien necesito un poco de ayuda para bajar de su coche y caminar -esto por el largo del vestido y los tacones que llevaba-.

Eso sí… el vestido negro con abertura tanto en el torso como en la pierna de Alexandre Vauthier resaltó la belleza así como silueta estilizada de Céline, quien le sacó el mayor provecho mientras posaba para los paparazzi que la esperaban en el lugar.

La cantante de 50 años tuvo que lidiar con el largo de su look, el cual aplastó con sus tacones. ¿Lo bueno? Es que a Céline le tuvo sin cuidado, pues siguió posando con el carisma que tanto la caracteriza.

Céline entró a la pasarela de Alexandre Vauthier junto al español Pepe Muñoz, quien es su bailarín y muy buen amigo.

El dúo se mostró de lo más divertido con algo que pasó en la pasarela, en donde reflejaron su impresión así como emoción con las creaciones de Alexandre Vauthier.

¿Lo único malo? Es que la abertura que el vestido tenía en el torso por poco le hace mostrar parte de éste -y un poco más-. Eso sí… el español salió al rescate, al tapar de inmediato su escote, además de acomodarlo para evitar que volviera a suceder. 

¡Fiuf! Céline de inmediato sonrió ante el momento, agradeciéndole a Pepe con una sonrisa, para después seguir bromeando entre ellos por lo sucedido… ¡y sobre todo, por la buena química así como amistad que poseen!

mx.hola