Beyoncé reveló que tuvo que ser hospitalizada de emergencia cuando tuvo que alumbrar a sus mellizos, detalle que ha generado incertidumbre entre sus miles de seguidores que tiene en sus redes sociales.La celebridad publicó en Instagram el trabajo visual que realizó para Vogue.

La cantante anunció que pesaba 99 kilos y estaba hinchada por toxemia (presencia de toxinas de microorganismos en la sangre). Dijo que pasó muchas semanas en cuidados intensivos y que su esposo, Jay-Z, estuvo siempre a su lado para darle el apoyo emocional necesario, de acuerdo a la revista Vogue.

Beyoncé relató que luego del nacimiento de su primera hija se propuso a bajar de peso por su carrera y por salud. La meta fue bajar el exceso de kilos en tan solo 3 meses, tiempo que, contra todo pronóstico,le sirvió para llegar a la meta.

Con la llegada de sus mellizos no tuvo la misma dinámica, tomó las cosas de diferente manera. Beyoncé asegura que aún conserva la “pancita de mamá” y que no tiene prisa para despedirse de su actual silueta.

En esa misma línea, Beyoncé acotó que para ella es importante ayudar abrir puertas para otros jóvenes artistas. La fotografía que ocupa la portada de Vougue es la primera tomada por un camarógrafo afroamericano.

LA REPÚBLICA